Air France-KLM sufre una enorme pérdida en un año de pandemia

ARCHIVO – En esta fotografía de archivo del 30 de septiembre de 2003, un jumbo jet de Air France rueda detrás de la cola de un avión Royal Dutch de KLM en el aeropuerto Charles de Gaulle en Roissy, al norte de París. Air France-KLM se hundió en una pérdida de 7.100 millones de euros (8.500 millones de dólares) en 2020 cuando la pandemia mundial dejó en tierra los aviones y detuvo los planes de viaje en todo el mundo, lo que provocó una caída del 67% en el número de pasajeros en el gigante de la aviación franco-holandés.

Air France-KLM se hundió en una pérdida de 7.100 millones de euros (8.500 millones de dólares) en 2020 cuando la pandemia mundial dejó en tierra los aviones y detuvo los planes de viaje en todo el mundo, lo que provocó una caída del 67% en el número de pasajeros en el gigante de la aviación franco-holandés.

El año 2020 «puso a prueba al Grupo Air France-KLM con la crisis más severa jamás experimentada por la industria del transporte aéreo», dijo el jueves el CEO Ben Smith.

Tanto el gobierno francés como el holandés prometieron miles de millones en apoyo el año pasado para ayudar a las aerolíneas a sobrevivir a la brutal caída del tráfico aéreo causada por el coronavirus.

Smith dijo que las aerolíneas también adaptaron los horarios de vuelos y transportaron más carga para compensar la caída de las reservas.

“Gracias al apoyo estatal francés y holandés y esta forma ágil de trabajar, pudimos reducir drásticamente nuestros costos, proteger nuestro efectivo y continuar con la ejecución de importantes planes de transformación dentro de nuestras aerolíneas”, dijo.

Los ingresos se hundieron un 60,4% hasta los 9.200 millones de euros. La enorme pérdida incluyó unos 2.100 millones de euros en reestructuraciones y otros gastos.

Smith dijo que los transportistas ahora buscan una mejora en 2021 «tan pronto como la vacunación se despliegue a gran escala y las fronteras vuelvan a abrirse».

El director ejecutivo de KLM, Pieter Elbers, calificó 2020 como un año «increíblemente difícil» y se refirió a la pérdida masiva de puestos de trabajo, diciendo que «fue con dolor en nuestros corazones que tuvimos que despedirnos de más de 5.000 colegas trabajadores y dedicados en 2020».