in

Bob Seger y el clásico de Silver Bullet Band

Cuando fue recibido en la corriente principal, el cantautor Bob Seger había pagado más de lo que le correspondía en cuotas. A menudo aclamado por la crítica por su entrega vocal distintivamente ronca pero apasionada y su estilo áspero pero resonante de rock’n’roll de cuello azul, Seger había sido una auténtica estrella en su Detroit natal desde mediados de los años 60. Logró su primer éxito nacional en 1969 cuando su enérgico «Ramblin ‘Gamblin’ Man» alcanzó el puesto 17 en el Billboard Hot 100, su primer paso en el camino hacia su primer álbum Top 10 en Estados Unidos, Night Moves de 1976.

Escuche Night Moves en Apple Music y Spotify.

Sin embargo, el éxito sostenido inicialmente resultó difícil de alcanzar. A pesar de varios LP muy bien recibidos, incluidos Back In ’72 y Brand New Morning, emitido por Capitol, los primeros años de la década de los 70 fueron años relativamente difíciles para Seger. De hecho, su suerte comercial solo cambió para mejor después de que reclutó un nuevo grupo de apoyo talentoso en 1974.

Un conjunto versátil que incluye a luminarias respetadas de Detroit como el guitarrista Drew Abbott y el baterista Charlie Allen Martin, la recién apodada Silver Bullet Band apoyó hábilmente a su nuevo líder en Seven de 1974 y Beautiful Loser del año siguiente, momento en el que Seger había vuelto a firmar con Capitol. Más aclamaciones siguieron con Live Bullet, compilado a partir de dos espectáculos recibidos en éxtasis en el Cobo Hall de Detroit en septiembre del 75. Sin embargo, aunque ese récord recibió un sólido apoyo de la radio y subió al número 34 en las listas de Estados Unidos, Seger siguió siendo un relativo desconocido fuera de su Michigan natal.

Esa situación cambió drásticamente cuando Capitol publicó Night Moves el 22 de octubre de 1976. Recopilado de fructíferas sesiones de Silver Bullet Band en Detroit y un cuarteto de canciones grabadas con la legendaria Muscle Shoals Rhythm Section en Alabama, el álbum recibió inmediatamente aplausos de la crítica, con El crítico de Rolling Stone, Kit Rachlis, acertó en el dinero cuando sugirió: «Night Moves ofrece rock’n’roll en el molde clásico: audaz, agresivo y grandilocuente».

De acuerdo con que el momento de Seger había llegado por fin, los devotos a largo plazo y el público estadounidense en general se enamoraron en masa de la atractiva mezcla de raíces y rock’n’roll rudo y rudo de Night Moves y actitud rudo. Sin embargo, aunque no se podía negar que temas como el himno «Rock’n’Roll Never Forgets» y el atrevido «Sunspot Baby» («Ella me dio una dirección falsa / Se fue con mi American Express») eran ejemplos de conduciendo el rock’n’roll de Detroit en su máxima expresión, el par de éxitos del Top 30 del disco, la balada con clase «Mainstreet» y la canción principal conmovedora, se filmaron con una ambición de pantalla ancha, al estilo de Springsteen, que ayudaría a los duros -injerto de Seger para sobrevivir a la mayoría de sus contemporáneos.

Con el tiempo alcanzó el puesto número 8 en el Billboard 200 de EE. UU., Night Moves promovió a Bob Seger al estado de superestrella y vendió más de seis millones de copias en América del Norte. Su éxito también alentó a los nuevos fanáticos a invertir en el muy aclamado Live Bullet, que luego fue quintuple platino y regresó al Billboard 200 de EE. UU., Donde permaneció como un elemento habitual durante 168 semanas fenomenales.

Night Moves se pueden comprar aquí.

Las mejores ofertas de fundas para tabletas Samsung Black Friday

Calhanoglu una duda para los anfitriones, Dybala podría volver por el lado de Allegri