Como fundador, ¿cuál es su actividad de mayor valor?

Canva.com

Formas parte de una marca emergente y una empresa joven. Como fundador, no hay necesidad de cosas que hacer o falta de formas de gastar su tiempo. Usas docenas de sombreros, desde líder hasta contable; vendedor al despachador. ¡Estás ocupado!

En el caos que define a una empresa de CPG en etapa inicial, hay una pregunta que debe hacerse continuamente: «¿Cuál es mi actividad de mayor valor?»

Su respuesta a lo anterior puede cambiar a medida que las necesidades de la empresa evolucionen con el tiempo. Sin embargo, voy a postular que, en la mayoría de los casos, la actividad de mayor valor de cualquier fundador es encontrar y construir relaciones con las personas que pueden influir positivamente o afectar el resultado a largo plazo del negocio.

Esto incluye inversores, asesores, evangelistas, proveedores de servicios profesionales y más. Hay muy poco que sea más vital que rodearse del equipo que necesita para acelerar el crecimiento.

La siguiente pregunta es ¿cómo identifica, conecta y establece relaciones con esas personas? No hay una forma única, pero hay algunos enfoques simples que puedo ofrecer.

Haz una lista con dos columnas. En el lado izquierdo, identifique a las personas que le gustaría conocer. En el lado derecho, escriba el motivo y la forma en que pueden ayudar a la empresa. A continuación, priorice la lista en función del impacto que puede tener cada persona y la probabilidad de que esté interesada. Ahora, tome los primeros dos o tres nombres de la lista y envíe correos electrónicos a las personas que ya están en su red preguntándoles si los conocen. Si es así, vea si estaría dispuesto a hacer una presentación. Facilíteles las cosas al incluir no solo los 2 o 3 nombres, sino también la razón por la que le gustaría hacer la conexión. Continúe con este proceso durante algunas semanas hasta que haya trabajado en su lista.

Usando esa misma lista, aproveche LinkedIn. Para cada persona, busque su perfil. Vaya a sus conexiones y filtre la lista según las conexiones de primer grado. Envíe un mensaje de LinkedIn a cualquiera de los que haya compartido pidiendo una presentación. También puede realizar una solicitud de conexión haciendo referencia directamente a la conexión compartida o similar que tiene.

Si desea conocer personas que pueden ser importantes para su negocio, debe estar donde están. Asiste a los eventos. No solo las grandes ferias comerciales, sino también los seminarios educativos, los pitcheos y las reuniones matutinas. Sal y sé visible.

Una vez que haya hecho la conexión, el siguiente paso es construir y nutrir una relación. Eso comienza con una simple conversación. Comuníquese e invite a la persona a tomar un café, almorzar o, si está lejos, una llamada telefónica. Al principio, invierta tiempo en conocerse y no solo en la parte transaccional de la relación deseada. Pregúnteles siempre cómo podría agregarles valor o ayudarlos. No permita que sea uno y listo. Establezca una cadencia regular de alcance. Podría ser tan simple como un correo electrónico, un mensaje de texto o una llamada para registrarse y proporcionar una actualización. Pero nuevamente, asegúrese de que haya reciprocidad de intereses. Pregúnteles cómo van las cosas y siempre pregunte cómo puede ayudar o agregar valor.

Entonces, ¿cómo estás gastando tu tiempo? ¿Está conectado y rodeado de personas que pueden ayudarlo a hacer crecer su negocio? ¿Si no, porque no? Es fácil dejarse llevar por el ajetreo del espíritu empresarial, pero no pierda de vista lo más importante. No dejes que ese ajetreo te impida hacer lo que podría ser un poco incómodo. Construir una red no es fácil y puede resultar complicado. Sin embargo, en mi opinión, es una de las actividades de mayor valor para cualquier fundador.