Nueva York (.) – El jefe de comunicaciones de Boeing renunció el jueves luego de una queja sobre un artículo que escribió hace más de 30 años en el que afirmaba que las mujeres no deberían servir en combate.

Su renuncia se produce cuando varias compañías estadounidenses examinan su cultura corporativa después de semanas de protestas en el país por el racismo y la brutalidad policial, luego del asesinato del afroamericano George Floyd por un oficial de policía blanco.

Niel Golightly deja su puesto en Boeing después de solo unos meses en el trabajo.

En un comunicado de prensa, dijo que el artículo “era la contribución equivocada de un piloto de la Armada de la Guerra Fría de 29 años a un debate que estaba en vivo en ese momento”.

“Mi argumento fue vergonzosamente erróneo y ofensivo”, dijo Golightly, y agregó que el diálogo que siguió después “rápidamente abrió mis ojos, cambió mi mente de manera indeleble y formó los principios de equidad, inclusión, respeto y diversidad que han guiado mi vida profesional desde entonces. “

Su salida se produce cuando Boeing intenta salir de una crisis que vio a su 737 MAX en tierra desde marzo después de dos accidentes mortales y mientras la industria de la aviación navega la pandemia de coronavirus que ha resultado en restricciones de viaje y medidas de bloqueo.

El presidente ejecutivo de Boeing, David Calhoun, dijo que él y Golightly habían hablado sobre el artículo “extensamente” y discutieron “sus implicaciones para su papel como portavoz principal de la compañía”.

“Quiero enfatizar el compromiso implacable de nuestra compañía con la diversidad y la inclusión en todas sus dimensiones”, dijo Calhoun.

El CEO de Boeing había indicado en un mensaje a los empleados a principios de junio que quería intensificar el diálogo sobre el tema de la diversidad.