Entrevista de Smith / Kotzen: como se hizo el álbum de Smith / Kotzen

Sobre el papel, los dos guitarristas son marcadamente diferentes. Mejor conocido principalmente por dos hechizos de riffs de metal con Iron Maiden, el londinense Adrian Smith también ha tocado con ASaP (Adrian Smith And Project), Psycho Motel y, más recientemente, Primal Rock Rebellion.

Richie Kotzen, nacido al otro lado del Atlántico y 13 años más joven, comenzó como un triturador y luego se enganchó con Poison y Mr. Big. Ahora alterna entre una carrera en solitario y como miembro de Winery Dogs.

Y, sin embargo, hay puntos en común. Ambos son compositores y músicos talentosos, que hablan en voz baja, residentes de California y comparten una pasión por el hard rock impulsado por el blues y el funk. Y ambos estaban en la línea cuando levantamos el teléfono e hicimos una conferencia telefónica.

¿Cómo y cuándo se conocieron por primera vez?

Adrian Smith: Nos conocimos hace ocho o nueve años, pero nos hicimos amigos durante la última pareja. Tengo una casa en Los Ángeles, y durante el tiempo que pasé allí a menudo tenemos sesiones de improvisación. Richie vino una noche y lo rompimos con un poco de Stevie Ray [Vaughan] y Bad Company, y nos divertimos tanto que decidimos intentar escribir algunas canciones.

¿Cuándo se hizo obvio que debías hacer un disco?

Richie Kotzen: Fue algo lento, y dimos vueltas a la idea por un tiempo. La primera canción fue Running, y de ahí se me ocurrió la idea de intercambiar voces. Todo se juntó orgánicamente. No hubo fecha límite, y tal vez por eso el disco tiene una honestidad real.

¿Uno de ustedes escribió la música y el otro la letra?

Herrero: No. Ambos tocamos la guitarra. Y aunque Richie tiene más experiencia cantando que yo, por decir lo menos; tiene mucho más rango, he cantado toda mi vida. Richie maneja algunos de los coros porque son bastante altos y yo tendía a hacer los versos. De hecho, nuestras voces son bastante similares tonalmente.

Kotzen: Escuchándolo, hay momentos en los que no sé quién está haciendo qué, ¿soy yo o Adrian? Pero es genial que estemos tan conectados.

¿Cómo decidiste quién toca los solos?

Herrero: Los dividimos de la misma manera: fue solo un caso de lo que se sintiera bien.

Richie, en la biografía del comunicado de prensa dices que estabas «obsesionado» por la canción con el tema del amor perdido. Quiero quedarme.

Kotzen: Fue una locura. Eso se me quedó atascado en la cabeza y seguía volviendo como un sueño recurrente, pero al final resultó realmente agradable.

¿Quién tocó el largo y embriagador solo al final de esa pista?

Herrero: Ese fui yo.

¿Disfrutaste de la libertad de poder estirarte?

Herrero: Sí. Y puede ser algo muy peligroso. Pon a dos guitarristas juntos en un estudio … [laughter from both]. El álbum contiene muchos fuegos artificiales, pero intentamos mantener los solos relevantes para las canciones.

También compartes las partes de bajo, con Tal Bergman (Billy Idol, LL Cool J, Rod Stewart, Chaka Khan) y Richie tocando la batería en todas las pistas menos una.

Herrero: Somos la sección rítmica de la mayor parte del álbum. Dejamos los tambores como guía en la mayoría de los lugares, pero eran tan buenos que los conservamos.

Kotzen: Los tambores proporcionan la base de la casa. Y tengo una larga historia con Tal Bergman. No es que nos opongamos a involucrar a otros, pero puedes entrar en un método de grabación al estilo de la meditación.

Nicko McBrain de Iron Maiden contribuye con los tambores fuertes pero funky en la pista Solar Fire.

Herrero: Nick había tocado con Pat Travers Band, entre otras bandas, así que fue perfecto para él.

Kotzen: Nicko realmente encendió las cosas.

El álbum fue grabado en las Islas Turcas y Caicos en las Bahamas. Es una vieja vida dura, ¿eh?

Herrero: Bueno, alguien tiene que hacerlo, y nos alegramos de dar un paso al frente. Había estado allí antes, por supuesto.

Cuando Iron Maiden grabó tres álbumes allí durante la década de 1980.

Herrero: Sí. En ese entonces había muchas distracciones. Cinco tipos en una isla desierta. Teníamos nuestros propios asientos en algunos de los clubes. Esta vez fue diferente, no hubo travesuras.

Sorprendentemente, de alguna manera lo mantuviste en secreto.

Herrero: Richie y yo somos bastante relajados, no estamos por toda la ciudad contando nuestros secretos. No fue dificil.

Si te dijeran que la música tiene un aire del clásico álbum de Hughes / Thrall de 1982, ¿estarías de acuerdo con eso?

Herrero: Lo tomo como un gran cumplido. Amo ese álbum. Es una lástima que nunca siguieran adelante e hicieran otro disco.

Kotzen: Me avergüenza admitir que nunca escuché ese álbum. Pero Glenn Hughes fue una gran influencia en mi estilo vocal.

¿Es de suponer que tus compañeros de banda en Maiden and the Winery Dogs han escuchado el álbum?

Kotzen: Billy Sheehan [bassist] envió un bonito mensaje de texto después del video del primer sencillo, Taking My Chances.

Herrero: Me pasa lo mismo. Recibí un par de correos electrónicos de felicitación de algunos de los chicos de Maiden a quienes les gustó Taking My Chances, pero nadie escuchó el álbum completo.

¿Smith / Kotzen serán excepcionales?

Herrero: Ya estamos pensando en ideas para canciones. [for a follow-up]Y, por supuesto, nos gustaría tocar en vivo, aunque es incierto si eso sucederá o no.

¿Qué te depara el 2021, Richie?

Kotzen: ¿Quién diablos sabe? Tuve un año de shows reservados en cuatro continentes para mi álbum 50 For 50, y ¡bam! Solo estoy agradecido de que todos los que amo estén en una sola pieza.

Adrian, Maiden han preparado algo de material para el siguiente álbum de El libro de las almas.

Herrero: Tenemos espectáculos reservados [this summer], pero nadie sabe si sucederán o no.

¿Esperarás hasta que termine el bloqueo para seguir adelante con un nuevo álbum de Maiden?

Herrero: La reproducción en vivo ocurrirá primero. No podemos esperar a la luz verde.

Smith / Kotzen sale el 26 de marzo a través de BMG