Miles de colombianos fueron secuestrados durante el conflicto armado de 1964-2016

Ex comandantes del ahora disuelto grupo rebelde de las Farc en Colombia han emitido por primera vez una disculpa por los secuestros que llevaron a cabo durante el conflicto armado.

Una comisión que investiga crímenes cometidos durante 52 años de violencia ha prometido sentencias más indulgentes a quienes admitan haber cometido irregularidades.

Ocho comandantes calificaron los secuestros como un “error extremadamente grave” y reconocieron el dolor que habían causado.

En 2016 se firmó un acuerdo de paz.

Miles de personas fueron secuestradas por el grupo rebelde de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) durante décadas. Algunos fueron liberados después de que se pagó el rescate, otros fueron retenidos durante años, a veces encadenados a árboles, y algunos fueron asesinados o murieron en cautiverio.

Ocho ex comandantes de alto rango de las Farc firmaron la declaración en la que pedían perdón a todos los secuestrados y a sus familias.

El ex máximo dirigente de las Farc, Timochenko, fue uno de los que firmaron el comunicado.

“Ahora entendemos el dolor que causamos a tantas familias – hijos, hijas, padres, madres y amigos – que vivieron un infierno esperando noticias de sus seres queridos, preguntándose si estaban sanos y bajo qué condiciones los mantuvieron separados. de su cariño, de sus proyectos, de su mundo ”, se lee en el comunicado.

Luis Mendieta (C), un general de policía, pasó casi 12 años en cautiverio de las Farc antes de ser rescatado por el ejército colombiano.

El comunicado destacó el caso de Andrés Felipe Pérez, un niño de 12 años que padecía un cáncer terminal y que rogaba a las Farc que liberaran a su padre Norberto Pérez, un cabo policial al que habían secuestrado en marzo de 2000.

Las imágenes del niño suplicando que le permitieran ver a su padre por última vez fueron transmitidas por televisión y se convirtieron en una de las imágenes más desgarradoras del conflicto armado, que duró desde 1964 hasta 2016. Cientos de colombianos estaban tan conmovidos por su destino. que ofrecieron ir al cautiverio rebelde a cambio del padre del niño.

Las Farc se negaron, diciendo que solo liberarían a Norberto Pérez si uno de sus líderes encarcelados era liberado, una demanda que el gobierno rechazó.

La historia continúa

Andrés Felipe Pérez murió en diciembre de 2001 sin haber vuelto a ver a su padre. Norberto Pérez fue asesinado a tiros cuatro meses después por las Farc cuando intentaba escapar después de más de dos años de cautiverio.

El comunicado de las Farc dijo que ignorar las súplicas de Andrés Felipe Pérez ahora les da vergüenza y es “como una daga en nuestros corazones”.

“No podemos devolver a las víctimas el tiempo que les robamos, ni deshacer el dolor y las humillaciones que les infligimos, sólo podemos reiterar nuestro compromiso de rendir cuentas ante la justicia”, se lee en el comunicado.

¿Cuál es el trasfondo?

Los firmantes incluyeron a Rodrigo Londoño, más conocido por su nombre de guerre Timochenko, quien era el máximo líder de las Farc cuando los rebeldes iniciaron negociaciones de paz con el gobierno que finalmente llevaron a la firma de un acuerdo de paz en 2016.

Él y los otros siete signatarios son ahora miembros del partido político Farc, que formaron después de que depusieron las armas.

Los crímenes cometidos por todas las partes en el conflicto armado de Colombia están siendo tratados por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), un sistema judicial de transición establecido como parte del acuerdo de paz.

La JEP tiene como objetivo sacar a la luz todos los delitos cometidos durante el conflicto y para ello ofrece condenas más indulgentes a quienes admitan sus delitos de frente.

No ha estado exento de controversia, ya que muchos colombianos argumentaron que dejó a los rebeldes a la ligera por las atrocidades que cometieron, mientras que otros argumentan que es la única forma de que surja la verdad sobre muchos crímenes y la reconciliación.

Si bien la mayoría de sus principales comandantes firmaron el acuerdo de paz, hay una cantidad sustancial de exrebeldes de las Farc que se opusieron al acuerdo de paz y que formaron grupos disidentes.

En muchas zonas rurales de Colombia, esos grupos disidentes continúan involucrados en el tráfico de drogas, la extorsión y el asesinato.

El propio Timochenko fue blanco de rebeldes disidentes a principios de este año, pero luego de que un aviso policial detuviera a los dos asesinos enviados para matar al exlíder de las Farc.

Es posible que desee ver: