in

La adaptabilidad de Georginio Wijnaldum para clubes y países está demostrando un estatus de clase mundial

Muchos han criticado la habilidad de Georginio Wijnaldum en el pasado; muchos todavía, a pesar de sus obvias credenciales, lo son. Pero, cuando llega una crítica, pronto sigue una actuación contundente del holandés para silenciar incluso al más ruidoso de los bramidos.

El partido de anoche y el descanso internacional, en su totalidad, solo deberían haber mejorado la reputación del mediocampista como uno de los mediocampistas más talentosos, pero tan subestimados, del mundo.

La adaptabilidad de Wijnaldum está demostrando un estatus de clase mundial

De Quitely Mopping up en Liverpool al Dutch Center Stage

En el Liverpool con Jurgen Klopp, una amenaza de gol puede localizarse tan fácilmente como un trofeo reciente. Ya sea Mohamed Salah, Sadio Mane, Roberto Firmino, aunque, es cierto, en la ocasión más extraña de estos días, la presencia de ataque del Liverpool es tan temible como siempre.

Pida a muchos una respuesta a las heroicidades del Liverpool y esos tres nombres, sin duda, entre otros, aparecerán. Pero, al profundizar en las filas del Liverpool, empiezas a darte cuenta de que son los que están en segundo plano los que merecen una parte justa del crédito.

Ya sea Jordan Henderson, Fabinho o, de hecho, Gini Wijnaldum, eche un vistazo más de cerca, quizás detrás de las escenas del espectáculo de cinco estrellas que a menudo se coloca ante nuestros ojos en Anfield, y comenzará a notar a los que limpian el líos y la finalización del trabajo detrás del escenario que tiene lugar para impulsar el foco de atención sobre los campeones actuales.

Wijnaldum tan a menudo, tan consistentemente, proporciona la clave silenciosa en el mediocampo para el Liverpool, apagando incendios antes de que pueda salir humo. Recientemente, en posiblemente una de las fechas más importantes de la temporada de la Premier League, Klopp confió la combinación de Wijnaldum y Henderson en una pareja de mediocampo para silenciar la presencia, a menudo demasiado caliente, del mediocampo del Manchester City.

La pareja, incluso en ausencia de la formación habitual 4-3-3, trabajó colectivamente como una unidad defensiva para llevar a los Rojos a lo que podría llegar a ser un punto crucial. El doble pivote de los dos permitió que la forma del Liverpool se mantuviera compacta con Wijnaldum cerrando los medios espacios mientras Henderson avanzaba arrastrando los pies, evitando los peligros tan frecuentes de un pase de Kevin De Bruyne que divide la defensa.

La táctica, quizás a salvo de Klopp, proporcionó a los Rojos una plataforma clave para un punto bien ganado en Etihad y muchos han encontrado una nueva apreciación del doble pivote de Henderson y el trabajo defensivo de Wijnaldum en el medio campo.

Pero Wijnaldum no siempre es el que tiene un trapeador en la mano con derrames defensivos para limpiar. Para Holanda, vemos un lado diferente de su juego; uno más excitable; uno que finalmente resalta su adaptabilidad; un papel que lo ve tan alegremente en el centro de atención, y uno que nos da aún más aprecio por el hombre del Liverpool.

Heroicos en diferentes roles holandeses

Como se mencionó anteriormente, a menudo vemos a Wijnaldum entrar en el papel más profundo en el mediocampo con relativa facilidad y sin quejas. Pero todos disfrutan de una meta; Todos los jugadores quieren que ese foco de atención en algún momento brille sobre su reacción de celebración de convertirse en un goleador repentino.

Y, mientras estaba fuera de Merseyside, esa luz ha estado brillando sobre la heroicidad del mediocampista de los Rojos. Se ha convertido en el inesperado talismán holandés con una bota de oro que fue visto por última vez usando de manera similar durante su tiempo en Newcastle. Sin embargo, el zapato todavía le queda perfecto para que el mediocampista llegue y brille al balón de la UEFA Nations League para Holanda.

Una vez que los famosos colores rojos de Liverpool se cambian por el tinte naranja de los holandeses, las tareas de limpieza siguen la misma tendencia, reemplazadas con la oportunidad de convertirse en el hombre principal; una oportunidad que ha agarrado y no parece que quiera dejarla ir.

Solo en sus últimas 20 apariciones, Wijnaldum anotó 13 goles desde el centro del campo, la misma cantidad en la que Harry Kane ha reunido en sus últimos 20 con Inglaterra. En el papel más expresivo de su país, el centrocampista se ha visto más capaz ofensivamente que nunca, sin dejar de mantener los rasgos defensivos más importantes y más disciplinados, en Merseyside.

Es esta capacidad de adaptarse repentinamente entre roles lo que hace que el holandés se destaque, y es lo que lo convierte en una figura tan crucial tanto para el club como para la selección en cualquier tarea que se le pida, sea cual sea la ocasión.

Foto principal
Insertar desde .

Nueva red de meteorología espacial se extiende por África

PS5: Colección PS Plus: todos los juegos de PS4 disponibles en el lanzamiento