WASHINGTON – La Corte Suprema facilitó el lunes al presidente despedir al jefe de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor.

Los jueces eliminaron las restricciones sobre las que el Congreso había escrito cuando el presidente puede destituir al director de la oficina.

“La agencia puede … continuar operando, pero su director, a la luz de nuestra decisión, debe ser removido por el presidente a voluntad”, escribió el presidente del tribunal John Roberts.

Los cinco jueces conservadores del tribunal acordaron que las restricciones impuestas por el Congreso cuando el presidente puede despedir al director de la agencia violaron la Constitución. Pero no estuvieron de acuerdo sobre qué hacer como resultado. Roberts y sus compañeros jueces conservadores Samuel Alito y Brett Kavanaugh dijeron que las restricciones podrían ser eliminadas de la ley. Los cuatro liberales de la corte estuvieron de acuerdo, aunque no estuvieron de acuerdo con que las restricciones fueran inapropiadas.

La decisión no tiene un gran impacto en el actual jefe de la agencia. Kathy Kraninger, quien fue nominada para su puesto actual por el presidente en 2018, dijo que creía que el presidente podía despedirla en cualquier momento.

Según la Ley Dodd-Frank que creó la agencia en respuesta a la crisis financiera de 2008, el director nombra al director de la CFPB y el Senado lo confirma a un período de cinco años. La ley había dicho que el presidente solo podía destituir a un director por “ineficiencia, negligencia en el deber o malversación en el cargo”. Esa estructura podría dejar a un nuevo presidente con un director elegido por el presidente anterior para parte o todo el tiempo del nuevo presidente en el cargo. La administración Trump había argumentado que las restricciones limitan indebidamente el poder del presidente.

“Sostenemos que el liderazgo del CFPB por un solo individuo removible solo por ineficiencia, negligencia o malversación viola la separación de poderes”, escribió Roberts.

Los defensores de la disposición de remoción de la ley habían argumentado que las restricciones aislaban al jefe de la agencia de la presión presidencial.

La jueza Elena Kagan, escribiendo para ella y tres colegas liberales, calificó la opinión de la mayoría como simplista.

La historia continua

“¿Qué dice la Constitución sobre la separación de poderes, y particularmente sobre la autoridad de remoción del Presidente? (Alerta de spoiler: sobre esto último, nada en absoluto.) La mayoría ofrece la versión de la clase cívica de separación de poderes; llámela la definición de Schoolhouse Rock de la frase “, dijo, haciendo referencia a los cortos educativos y animados.

“La decisión de hoy borra una característica de esa agencia que sus creadores consideraron fundamental para su misión: una medida de independencia de la presión política. Respetuosamente disiento ”, escribió Kagan.

El CFPB fue una creación del senador de Massachusetts y ex candidato presidencial demócrata Elizabeth Warren.

Después del fallo, Warren escribió en una serie de tuits que la Corte Suprema había “entregado más poder al ejército de abogados y cabilderos de Wall Street para expulsar a un director que lucha por el pueblo estadounidense”. Pero, dijo que incluso después de la sentencia, el CFPB “sigue siendo una agencia independiente”.

“El director de esa agencia todavía trabaja para el pueblo estadounidense. No Donald Trump. No el congreso. No es la industria bancaria. Nada en el fallo de la Corte Suprema cambia eso “, escribió Warren.