Pakistán está mostrando signos de que la actividad empresarial está aumentando a un ritmo más rápido, a medida que las preocupaciones sobre las nuevas infecciones por coronavirus se desvanecen en una economía que se contrajo por primera vez en siete décadas.

La evidencia del regreso del impulso se puede ver en las crecientes ventas de cemento a combustible y en la demanda de electrodomésticos y automóviles. Eso está sucediendo incluso cuando Pakistán agregó menos de 2.900 casos la semana pasada en comparación con casi 35.000 casos en una semana en junio, y el 96 por ciento del total de 300.000 infectados se ha recuperado por completo.

“Ha sorprendido a todo el mundo”, dijo Muzzammil Aslam, director ejecutivo de Tangent Capital Advisors, quien espera una expansión económica del 4% al 5% en el año que comenzó en julio, por encima del objetivo del gobierno del 2,1%. “El crecimiento está liderado por un impulso de la demanda agregada”.

A continuación, presentamos un vistazo a los sectores en los que la actividad avanza y por qué:

Auge de la construcción

Las ventas de cemento aumentaron un 38 por ciento con respecto al año anterior a 4,8 millones de toneladas en julio, y cerca de un nivel récord visto en octubre. Se espera que un programa del gobierno para otorgar amnistía a los evasores de impuestos, siempre que financien proyectos de construcción, impulse la actividad —y la demanda de cemento— a medida que se reanuden las obras después del cierre.

“Esperamos que los despachos continúen aumentando debido a las medidas fiscales”, dijo Saad Khan, jefe de investigación de IGI Securities.

“La disminución sustancial de las tasas de interés y los objetivos obligatorios establecidos para que los bancos aumenten el financiamiento de la vivienda y la construcción hasta al menos el 5 por ciento del crédito del sector privado” también ayudarán, dijo.

Las ventas de cemento bajaron a 3,5 millones de toneladas en agosto, principalmente debido a las lluvias torrenciales en todo el país.

Ventas de combustible

Las ventas de gasolina en junio subieron a un máximo histórico a medida que las personas regresan al trabajo después de que las medidas de bloqueo se suavizaron en mayo, según A A H Soomro, director gerente de KASB Securities. Las ventas se han mantenido elevadas en julio y agosto.

El combustible para la generación de energía también ha aumentado. Las ventas de fuel oil aumentaron en junio a su nivel más alto en un año, mientras que la compra de carga al contado de GNL se reanudó en junio después de una pausa de seis meses.

Venta de coches

Las entregas de automóviles locales se han recuperado a unas 10.000 unidades después de cuatro meses, ya que el final del bloqueo marcó el comienzo de una nueva demanda.

La unidad local de Kia Motors planea agregar un segundo turno en su fábrica en Karachi a partir de enero.

Fabricación

La producción manufacturera mejoró por segundo mes consecutivo en junio. La recuperación general en la fabricación a gran escala probablemente será más fuerte en el trimestre de octubre a diciembre con un repunte de la demanda mundial, dijo Khaqan Najeeb, ex asesor del Ministerio de Finanzas de Pakistán. Los electrodomésticos también están experimentando una “fuerte demanda”, dijo Haroon Ahmad Khan, director ejecutivo de Waves Singer Pakistan.