in

Perú ahora no tiene presidente mientras la crisis toma un giro caótico

LIMA, Perú (AP) – ¿Quién es el presidente de Perú?

Esa respuesta a esa pregunta el lunes temprano fue nadie.

La agitación política de la nación latinoamericana dio un giro caótico el domingo cuando el líder interino Manuel Merino renunció y el Congreso no pudo decidir sobre su reemplazo. Eso dejó a Perú sin timón y en crisis menos de una semana después de que los legisladores encendieron una tormenta de protestas al destituir al presidente Martín Vizcarra, un cruzado anticorrupción muy popular entre los peruanos.

Después de varias horas de negociaciones a puerta cerrada, los líderes del Congreso emergieron en las primeras horas del lunes para anunciar que su sesión se interrumpía sin ninguna decisión y que volvería a reunirse más tarde ese mismo día.

Hay dos posibles salidas a la terrible experiencia: el Congreso podría proponer un nuevo candidato para aprobar con una mayoría simple de votos o el tribunal más alto del país podría intervenir. Pero sin ninguna ruta garantizada para traer una solución, algunos peruanos llamaron a nuevas protestas y el país al borde del desorden.

“Creo que esta es la crisis democrática y de derechos humanos más grave que hemos visto desde que Fujimori estuvo en el poder”, dijo el analista Alonso Gurmendi Dunkelberg, refiriéndose al turbulento gobierno del hombre fuerte Alberto Fujimori entre 1990 y 2000.

Perú tiene mucho en juego. El país se encuentra en medio de uno de los brotes de coronavirus más letales del mundo y los analistas políticos dicen que la crisis constitucional ha puesto en peligro la democracia del país.

El Congreso desató la calamidad hace una semana cuando los legisladores votaron abrumadoramente para derrocar a Vizcarra. Utilizando una cláusula de la era del siglo XIX, los legisladores lo acusaron de “incapacidad moral permanente”, diciendo que tomó más de $ 630.000 en sobornos a cambio de dos contratos de construcción cuando era gobernador de una pequeña provincia hace años.

Los fiscales están investigando las acusaciones, pero Vizcarra no ha sido acusado. Él niega con vehemencia cualquier irregularidad.

La medida indignó a muchos en Perú, que la denunciaron como una toma de poder ilegal por parte de un Congreso lleno de políticos aficionados que velan por sus propios intereses. La mitad de los legisladores están bajo investigación por posibles delitos, incluido el blanqueo de capitales y el homicidio. Vizcarra quería acabar con su inmunidad parlamentaria, una medida popular entre los peruanos pero no entre la legislatura.

La historia continúa

El poco conocido presidente del Congreso, Manuel Merino, un agricultor de arroz, tomó posesión de su cargo el martes mientras cientos de peruanos protestaban cerca. Prometió mantener una elección presidencial programada en abril. Pero sus nombramientos en el gabinete irritaron a muchos, y una respuesta de mano dura de la policía avivó la ira.

Una red de grupos de derechos humanos informó que 112 personas resultaron heridas en las protestas del sábado por heridas de proyectiles, porras e inhalación de gases lacrimógenos. Dos murieron: Jack Pintado, de 22 años, que recibió 11 disparos, incluso en la cabeza, y Jordan Sotelo, de 24, que recibió cuatro impactos en el pecho cerca del corazón.

“Dos jóvenes fueron absurda, estúpida e injustamente sacrificados por la policía”, dijo el escritor peruano y premio Nobel Mario Vargas Llosa en un video grabado compartido en Twitter. “Esta represión, que es contra todo el Perú, debe cesar”.

Las protestas que sacudieron a Perú no se han visto en los últimos años, impulsadas en gran parte por jóvenes típicamente apáticos ante la política notoriamente errática del país. Vienen un año después de una ola de manifestaciones antigubernamentales en América Latina exigiendo mejores condiciones para los pobres y la clase trabajadora.

“Queremos que se escuche la voz de la gente”, dijo el manifestante Fernando Ramírez mientras golpeaba una cuchara contra una olla en una protesta.

Merino renunció el domingo después de que renunciara la mayor parte de su gabinete.

Las protestas enviaron un mensaje rotundo a las élites políticas de que los peruanos servirán de control al Congreso si intentan tomar el poder de manera ilegítima, dijo Steven Levitsky, un politólogo de la Universidad de Harvard que ha estudiado extensamente Perú.

“Este es un muy buen día para la democracia peruana”, dijo Levitsky.

Pero horas después de que los jubilosos peruanos llenaran las calles, animando la partida de Merino, la crisis del país estaba lejos de ser una solución.

El Congreso tiene relativamente pocas opciones para un nuevo presidente que apacigüe a los manifestantes. Una abrumadora mayoría, 105 de los 130 legisladores, votó a favor de la destitución de Vizcarra. Se esperaba que eligieran al último presidente de entre los que votaron en contra de la destitución de Vizcarra.

“Buscas a alguien que sea limpio, que no sea corrupto, que no esté contaminado, que no se comporte de una manera ridícula y egoísta, no tienes muchas opciones”, dijo Levitsky.

Después de que Merino renunció, los líderes del Congreso inicialmente nominaron a Rocío Silva, una abogada y poeta del partido izquierdista Frente Amplio que se habría convertido en la primera mujer presidenta del país. Pero solo 42 legisladores de 119 votos emitidos apoyaron su nominación.

El momento de la crisis no podría ser peor: Perú tiene la tasa de mortalidad per cápita por COVID-19 más alta del mundo y ha experimentado una de las peores contracciones económicas de América Latina. El Fondo Monetario Internacional proyecta una caída del 14% en el PIB este año.

En el distrito histórico de Lima, punto focal de las protestas, los manifestantes depositaron flores y escribieron mensajes lamentando los dos jóvenes asesinados. Muchos culpan directamente a quienes votaron por la destitución de Vizcarra.

“Los 105 congresistas son los únicos culpables de sus muertes”, gritó la manifestante Rosa Rodríguez a través de su mascarilla.

___

El periodista de Associated Press Franklin Briceño informó esta historia en Lima y la escritora de AP Christine Armario informó desde Bogotá, Colombia.

Las 5 cualidades más redentoras de Skyler (y las 5 que los fanáticos odian)

El lanzamiento de Wonder Woman 1984 en diciembre está en el aire