Por qué los músicos necesitan videochat dedicado en 2021

Músicos que interactúan en un chat de video dedicado (foto: LANDR)

foto: LANDR

Las videollamadas se convirtieron en una parte habitual de la vida de todos el año pasado.

Lo siguiente proviene de LANDR y orgulloso socio de DMN.

Dado que el trabajo no esencial se considera demasiado riesgoso para realizar en persona, la comunicación por video explotó en casi todas las industrias.

BusinessofApps.com informa que el recién llegado a las videoconferencias Zoom tuvo más de 300 millones de participantes en reuniones por día en 2020.

Los creadores de música siguieron su ejemplo e hicieron del trabajo conjunto en línea parte de su nueva normalidad.

Pero incluso cuando gran parte de la vida cotidiana se movía en línea, los músicos tenían que luchar con aplicaciones de chat de video torpes y aburridas.

La colaboración musical remota llegó para quedarse, y los músicos necesitan una solución dedicada para seguir creando las canciones y lanzamientos que nos ayuden a superar los momentos difíciles.

El problema de la colaboración musical en línea: cada creador de música digital se basa en un conjunto único de herramientas para construir su visión musical.

Para muchos productores, todo el proceso, desde la composición de canciones hasta la masterización, se lleva a cabo en una sola sesión de DAW.

Este entorno de producción única es lo que hace que la música DIY sea tan accesible, pero también es la razón por la que es tan difícil colaborar en línea.

Con docenas de complementos de terceros en uso en cualquier proyecto, los usuarios de DAW están atrapados en su propio ecosistema de aplicaciones, complementos y muestras.

El músico y educador Anthony Albanese explica la importancia de las herramientas específicas:

“Realmente necesito que todos mis complementos y bibliotecas de muestra funcionen de la manera que quiero. Usar el DAW y las aplicaciones de otra persona resulta muy extraño y limitante «.

Problemas como este son la razón por la que compartir el trabajo en línea solía significar un complicado ir y venir de archivos de sesión incompletos, pistas de audio rebotadas y correos electrónicos largos.

El chat de video tradicional hizo posible hablar cara a cara, pero todavía no hay nada que se acerque a trabajar juntos en el estudio.

A pesar de estos obstáculos, los músicos necesitan una solución para mantenerse al día con las tendencias de la industria.

Según The Economist, la colaboración va en aumento en la industria con casi el 40% del Billboard Hot 100 presentando algún tipo de función o lugar invitado en 2017.

Por qué Zoom no funciona con la música.

Conectar a varios usuarios con sus propios DAW y complementos es una pesadilla para las aplicaciones de video creadas para albergar reuniones de negocios o chat básico.

La inspiración musical es una chispa que puede extinguirse en un instante.

Los problemas de conexión, las configuraciones frustrantes y las opciones confusas son enormes obstáculos para el flujo creativo que experimentan los músicos mientras trabajan juntos.

Pero el mayor bloqueador proviene del audio en sí.

El chat de video tradicional prioriza la experiencia de video sobre todo lo demás. Eso significa que su calidad de audio se comprime, reduce o aplana a mono a la primera señal de una mala conexión.

Cuando intentas decidir si tu pista vocal es buena o si tu mezcla está completa, el audio deficiente es inaceptable.

Albanese dice: “Solía ​​evitar colaborar con la gente a través del chat de video. La calidad de audio es inmediatamente aburrida. Encuentro que conduce a malas decisiones de forma creativa o de forma inteligente «.

Una transmisión de audio de alta calidad directamente desde la DAW a cualquier número de colaboradores es la única opción para interacciones musicales reales en línea.

Lo que realmente necesita para la colaboración musical remota.

Para colaborar de forma remota, los creadores necesitan una aplicación de video creada específicamente para abordar estos problemas de frente.

Entre la calidad de audio, el acceso a DAW y la facilidad de uso, no es de extrañar que no haya existido una solución real hasta ahora.

Las videollamadas para música deben coordinar sin esfuerzo las cámaras web, los auriculares y los micrófonos de voz con un audio DAW robusto y compartir pantalla.

Y debe hacerlo todo conservando la sensación orgánica de una sesión de estudio.

Es una tarea difícil, pero no hay sustituto para la inmediatez de la experiencia cuando se trata de hacer música.

Cómo pueden ayudar LANDR Sessions.

La plataforma de herramientas para artistas de LANDR se está expandiendo para hacer que la colaboración musical remota sea tan fluida como la vida real.

Sessions, la aplicación de chat de video centrada en músicos de LANDR, se integra perfectamente en los flujos de trabajo centrales que los creadores necesitan para hacer música juntos en línea.

Eso incluye una calidad de audio impecable, facilidad de uso y un enfoque singular en la experiencia creativa.

Sessions completa un conjunto de herramientas de colaboración integradas en la plataforma LANDR.

Sube pistas, deja comentarios con marca de tiempo y ahora comunícate con los colaboradores en tiempo real a través de Sesiones.

Hacer que la música funcione en cualquier lugar.

La colaboración musical puede tomar cualquier forma.

Sessions está preparado para una amplia gama de aplicaciones que se adaptan a las diversas necesidades de los creadores.

La enseñanza y el aprendizaje, la retroalimentación mixta y el intercambio de inspiración son posibles con la adición de Sessions a la plataforma de herramientas para artistas de LANDR.

Es demasiado pronto para decir cuándo los músicos del mundo pueden reunirse nuevamente para colaborar en persona.

Pero incluso entonces, las relaciones creativas seguirán floreciendo en línea.

LANDR está aquí para apoyarlos y brindarles las herramientas que necesitan para tener éxito, desde la idea hasta el lanzamiento.