Las personas que usan mascarillas protectoras hacen cola para recibir ayuda alimentaria en medio de la propagación del brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en el asentamiento informal de Itireleng, cerca del suburbio de Laudium en Pretoria, Sudáfrica, el 20 de mayo de 2020. (Foto: . / Siphiwe Sibeko)

Los países africanos aún luchan ferozmente con el coronavirus, y Sudáfrica mantiene su posición como el país más afectado en el continente.

Mina Mponeng se cierra

Aproximadamente un mes después de reanudar las operaciones, la mina Mponeng, ubicada a unos 75 km al suroeste de Johannesburgo, anunció durante el fin de semana que suspendió temporalmente las operaciones con fines de desinfección.

La noticia llegó después de que un total de 164 personas contrajeron la enfermedad en la mina y, según los informes, algunos trabajadores expresaron inquietudes sobre su salud y su seguridad en medio de múltiples infecciones.

AngloGold Ashanti, los propietarios de la mina Mnopeng, dijo en un comunicado que un mayor número de aquellos que dieron positivo en COVID-19 eran asintomáticos y todos ellos también fueron puestos en cuarentena.

Sudáfrica, donde se encuentra la mina Mnopeng, sigue siendo el país más afectado en el continente en términos de infecciones, ya que registró un total de 21,343 casos confirmados de coronavirus hasta el domingo. No es el país más afectado por las víctimas mortales.

Etiopía Casos Spike

Etiopía informó el domingo 81 nuevos casos de COVID-19 el domingo, lo que eleva el total del país a 582. El país registró 193 infecciones en cinco días, lo que indica un aumento en los nuevos casos, con Addis Abeba registrando el mayor número de infecciones durante el período.

Del número total de casos en Etiopía, 423 todavía estaban activos. Ahora también hay 152 nuevos pacientes recuperados, después de ocho nuevas recuperaciones el domingo.

Transferencia de dinero interrumpida en África interrumpida

El brote de coronavirus en África ha llevado a una interrupción generalizada de las transacciones de transferencia de dinero en todo el continente. La interrupción tuvo lugar en un momento en que miles de africanos esperan enviar o recibir dinero debido a la crisis.

Además de los africanos que sienten que el flujo de remesas se está agotando debido a la crisis COVID-19, los migrantes también están en apuros, ya que el Banco Mundial estimó recientemente que las remesas globales probablemente caerán hasta un 20 por ciento debido a la pandemia.

Dilip Ratha, del Banco Mundial, señaló que “África se verá particularmente afectada por la caída”, ya que la agencia estimó una disminución masiva de las transacciones de transferencia de dinero en el país hasta en un 23,1 por ciento.

Se espera que los migrantes sean el grupo más afectado por la caída esperada en la actividad de remesas, ya que muchos migrantes a África no tienen sus propias cuentas bancarias y dependen de las transferencias de dinero.

También se espera que el continente experimente su primera recesión en 25 años, ya que se espera que la economía africana se reduzca en más del cinco por ciento en 2020.

La OMS advierte sobre la vulnerabilidad de los países africanos

El viernes, el director del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud, Dr. Mike Ryan, advirtió que si bien la propagación de COVID-19 en África no es tan desenfrenada como en otros países occidentales y asiáticos, hay “muchos, muchos grupos altamente vulnerables” el continente.

Ryan explicó además que los niños en África que sufren desnutrición crónica se verán afectados por la situación, así como aquellos que están alojados en campamentos de refugiados.

A partir del domingo por la noche, África registró un total de 111, 812 casos confirmados de coronavirus y 3.354 muertes por la enfermedad de rápida propagación.

© 2020 Business Times Todos los derechos reservados. No reproducir sin permiso.

.